.Susan Ee

Reseña: Ángeles caídos

martes, abril 05, 2016


Sinopsis:
Han pasado seis semanas desde que los ángeles del Apocalipsis descendieron para demoler el mundo moderno. Las pandillas callejeras gobiernan los días mientras el miedo y la superstición controlan la noche. Unos ángeles guerreros se llevan consigo a una indefensa niña pequeña, pero Penryn, su hermana de diecisiete años, hará lo que sea para recuperarla. Cualquier cosa, incluso llegar a un pacto con un ángel enemigo.
Raffe es un ángel que se encuentra a punto de sucumbir a manos de otros ángeles rivales y sin alas con las que defenderse. Después de librar sus propias batallas durante eones, se encuentra a sí mismo siendo rescatado de una situación desesperada por una adolescente medio hambrienta. Viajando a través del ahora oscuro y retorcido Estado de California del Norte, solo se tendrán el uno al otro para sobrevivir. Juntos, viajarán al bastión de Los Ángeles en San Francisco, donde ella lo arriesgará todo para rescatar a su hermana y él se pondrá a merced de sus más grandes enemigos para recuperar su grandeza perdida.


Ficha técnica 
Nº de páginas: 368 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: OCÉANO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788494258244


El primer libro de ésta trilogía, nos presenta una historia juvenil sobre ángeles crueles y asesinos que desprecian a los humanos. Nos sumerge en una historia bastante oscura, con cadáveres, y una pluma que no titubea a la hora de recrearse en lo perverso. Como buena novela post-apocalíptica explora ese lugar recóndito y oscuro en el que todo está permitido con tal de sobrevivir, donde la línea que separa el bien del mal es más bien difusa.

Ésta historia está narrada en primera persona del presente, cosa que no suele gustarme porque el protagonista tiende a caer en un pozo de autocompasión que no me gusta nada, pero en este caso, nuestra protagonista Penryn es todo lo contrario a esto, no se detiene a asimilar lo que está sintiendo, simplemente sigue hacia delante, cuesta abajo y sin frenos, su única misión es encontrar a su hermana cueste lo que cueste. 

Aquí es donde Raffe, un ángel al que le han cortado las alas, entra en acción, y es que ambos decidirán aliarse para conseguir aquello que pretenden, Raffe necesita de vuelta sus alas para conseguir el respeto de los suyos y Penryn quiere recuperar a su hermana. 

Para ello, ambos comenzarán un camino hacia el nido en el que se toparán con más de un inconveniente, habrá momentos de tristeza, rabia, pero también nos vamos a encontrar con situaciones graciosas e incluso peculiares, hay cabida para todo incluso en este mundo post-apocalíptico. 

Como era de esperar, entre ambos protagonistas empezará a crearse cierta atracción, aunque ninguno está dispuesto ni a reconocerlo ni tienen tiempo para ello, el ritmo frenético del libro hace que aunque quieras saber más sobre este tema, no tengas casi tiempo de asimilar lo que quieres, simplemente los giros de la historia no te dejan respirar. 

Hay más de un personaje secundario, que por el momento no voy a nombrar, pero que por lo que nos ha dejado entrever la autora, van a darnos unos momentos únicos en la trilogía. 

Algo que me ha llamado la atención de este libro, es que normalmente en un mundo post-apocalíptico en el que interviene un papel angelical, son ellos los que intentan salvar a la humanidad del caos en el que está sumergida, pero eso, no es lo que nos encontramos en Ángeles Caídos, más bien lo contrario, un mundo en el que los ángeles quieren su venganza sobre la humanidad, demostrar quién es la raza superior, aunque sin lugar a dudas tendrán que replantearse lo de subestimar a la raza humana… 

En conclusión ha sido un libro que he disfrutado mucho, y que me ha durado un suspiro, hacía tiempo que no leía algo parecido, puede que incluso nunca lo haya leído, es una trilogía que apunta maneras y es altamente recomendable.

Puntuación: 4,5/5


Relacionado

1 comentarios

Suscripción por email

Suscripción por email
Pincha en la imagen

Premios

Premios